La mitad de todo lo que digo es un truco que aprendí.

Hay una vieja canción de los Hombres G, se titula Dulce Belén, es de un disco de hace casi 19 años. La canción como es de esperarse es de amor y desamor, pero hay una estrofa que jamás he entendido en que encaja en el resto de la letra y dice más o menos así:

 La mitad de todo lo que digo es un truco que aprendí,

 Es buscar un poco de sentido a lo que tú quieres decir,

 Pero la otra mitad la tienes tú.

Lo curioso del asunto es que esa estrofa perdida (o sin hilvanar en el resto de la canción) a mi me ha servido de inspiración para escribir; la entiendo como la formula para redactar las ideas; es decir, la mitad de un escrito es buscar sentido a lo que uno quiere decir, es tratar de decirlo sencillo y entendible. Como decía Einstein: Alguien sabe realmente sobre un tema cuando es capaz de explicárselo a un niño o a un anciano. Luego, la otra mitad es uno, el autor, Allí emerge el estilo de decirlo, allí radica la diferenciación entre un escritor y otro.

Alcides

Anuncios

Acerca de diariando
Marinero de Infanteria de Marina del Servicio Militar Nacional Patriotico Heroico y Obligatorio Matricula C-267481

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: